Plaça la Tanca, Vilafamés

Concurso: Concurso CRU Castellón

Situación: Plaça la Tanca, Vilafamés (Castellón)

Año: 2018

Premio: finalista

Concepto:

Lo principal a tener en cuenta dentro de la idea de proyecto, han sido dos premisas iniciales:

1. Acercar la plaza al peatón tanto a nivel de escala como de uso, creando zonas de sombra y descanso que promuevan el disfrute de la misma en los momentos en los que no se esté desarrollando ninguna actividad específica, creando un punto de encuentro dentro del municipio. Para ello se propone la instalación de elementos de mobiliario, tanto fijos (bancos) como móviles (maceteros) que acotan el gran espacio de la plaza creando diferentes ambientes y haciéndolo más acogedor.

Además planteamos una serie de postes que sustentan, mediante un sistema de cables, piezas textiles que crean zonas de sol y sombra en toda la plaza. Además, creamos diferentes zonas mediante la ubicación de maceteros y bancos, formando zonas de descanso más agradables.

También se amplia y revitaliza la zona verde situada al norte de la plaza, con más vegetación y renovando el parque existente. Se amplía así mismo la zona verde de la plaza en los laterales longitudinales, unificando las líneas de arbolado, consiguiendo así una mayor permeabilidad en el conjunto.

2. Dar al espacio versatilidad, para que se pueda adaptar a cualquier actividad que se pretenda desarrollar en ella, ya sea concierto, cine, mercado…

Como hemos indicado, se proponen una serie de postes, que forman una retícula en toda la plaza. En ellos, se puede instalar y desinstalar un sistema de cables, los cuales pueden sustentar luces,  cubiertas de puestos ambulantes o mercado, etc. Al retirar los cables, el espacio queda diáfano, en el caso que así lo requiera la actividad a desarrollar. Por lo tanto, mediante este tándem de postes y cables, podemos reconfigurar el espacio de la plaza a merced de la actividad a desarrollar en la misma.

La zona del escenario, que se mantiene en su posición actual, ampliando el acceso para el paso de vehículos, queda cubierto mediante telas tensadas, que lo marca como hito y centraliza la vista en el mismo. En los momentos en los que no se emplee como escenario, queda una gran zona cubierta y de sombra, que también ofrece muchas posibilidades en cuanto a su uso.